Los datos de paro y Seguridad Social de mayo apuntan una recuperación del empleo: CONPYMES saluda las cifras y pide no bajar la guardia

Los datos de paro y Seguridad Social de mayo apuntan una recuperación del empleo: CONPYMES saluda las cifras y pide no bajar la guardia

  • La Patronal valora de forma positiva el aumento de las afiliaciones que ubican la mayor creación de empleo en un mes desde mayo de 2018 aunque entiende que “el ritmo del repunte es aún lento”
  • CONPYMES espera que la paulatina recuperación de la actividad se acompañe de mecanismos ágiles para que las ayudas directas lleguen “pronto y sin exclusiones”, de medidas contra la morosidad, y de reformas económicas con un enfoque inclusivo para fortalecer el tejido productivo frente a los privilegios oligopólicos

 

Madrid, 2 de junio de 2021

Los datos publicados esta mañana con respecto al paro y a la afiliación de la Seguridad Social reflejan una progresiva recuperación que se empieza a vislumbrar. Tras un año marcado por la crisis sanitaria derivada de la pandemia y con la reducción de las restricciones sanitarias aplicadas, desde la Confederación Nacional de Pymes (CONPYMES), saludan los datos positivos aunque subrayan que “el ritmo del repunte es aún lento y no debe bajarse la guardia”. En este sentido, CONPYMES reclama que se agilicen los trámites y plazos de la concesión de las ayudas directas desde las comunidades autónomas para que “lleguen pronto y sin exclusiones”, en referencia a “los requisitos que impiden acceder a ellas a quienes no tienen pagos pendientes de deuda o costes fijos”, algo que tanto el Gobierno como las comunidades deben “reconsiderar”.

Junto al dato del mayor recorte de la serie histórica (que dio inicio en 1996) en el número de desempleados registrados en el SEPE con un descenso de 129.378 personas en mayo, se suma el aumento de 211.923 cotizantes a la Seguridad Social con respecto al mes de abril. Lo que supone una subida del 1,1%, siendo la mayor creación de empleo en un mes desde mayo de 2018. Paralelamente a estos datos, se ha dado el nivel más bajo de ERTE desde que dio inicio la pandemia, donde 95.439 empleados han podido incorporarse a la actividad laboral, quedando todavía 542.142 suspensiones (de las cuales totales supondrían 373.480 y parciales 168.662). Ello se traduce en que se ha recuperado el 85% de los hasta 3,6 millones de trabajadores que se encontraban en suspensión. Además, en cuanto al trabajo autónomo, se ha superado el techo de los 3,3 millones de cotizantes.

Desde CONPYMES destacan que “estos elementos positivos no pueden tapar las necesidades que sigue atravesando el tejido productivo de nuestro país” y por eso resaltan “la necesidad de seguir apostando por medidas que lo fortalezcan con políticas y medidas encaminadas a un modelo económico inclusivo frente a los privilegios oligopólicos”. En concreto, CONPYMES detecta que “por mucho que se agilicen ayudas directas, se extiendan prestaciones y ERTEs y se avance en el proceso de vacunación, la recuperación económica estará lastrada si se persevera con la impunidad de la morosidad de grandes empresas con las pymes y autónomos”. Las empresas del IBEX 35 tardan hasta 183 días en abonar sus facturas a pequeños proveedores, por lo que “urge un régimen sancionador que termine con esta lacra” y permita inyectar en el tejido productivo los 56.488 millones que adeudan.

Para CONPYMES también es imprescindible que se pongan encima de la mesa reformas económicas en materia de energía, infraestructura y mercado de trabajo con ese enfoque inclusivo para que las pymes aseguren su competitividad.

Nota de Prensa

 

 

Sin comentarios

Publicar un comentario

5 + 14 =