CONPYMES apoya el nuevo tributo que gravará los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas

CONPYMES apoya el nuevo tributo que gravará los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas

La patronal se ha reunido con la ministra para la Transición Ecológica con tal de abordar los problemas por los elevados costes energéticos a los que se enfrentan pymes y autónomos.

El presidente de la Confederación Nacional de Pymes (CONPYMES), José María Torres, se ha reunido hoy con la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Dña. Teresa Ribera. En la reunión, se han abordado los problemas por los elevadísimos costes energéticos a los que se enfrenta el mayor tejido productivo del país, las pymes y los autónomos.

Desde CONPYMES se apoya la propuesta del nuevo tributo que gravará los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas al haber trascendido el elevado incremento de los beneficios de estas grandes empresas, lo que evidencia que estas tienen capacidad para afrontar esta medida impositiva. Este elevado aumento de beneficios de las empresas energéticas se encuentra asociado a la fuerte subida de los precios de la luz y carburantes, lo que está lastrando la productividad de todo el país y, muy particularmente, de las pequeñas y medianas empresas, y de los trabajadores autónomos, por lo que CONPYMES considera que “resulta plenamente justificado que las grandes energéticas contribuyan de este modo a paliar el impacto de esta situación”.

En cualquier caso, CONPYMES considera que esta medida es insuficiente y no resuelve el problema del elevado precio de la luz, para lo que hacen falta medidas estructurales, entre las que, sin duda, la más necesaria es la modificación del actual mercado marginalista y de la conformación de precios del sistema eléctrico a través de un esquema, donde, de entre todas las tecnologías que participan en el mercado, la oferta más cara marca el precio al que se pagan las demás, lo que se ha revelado injusto e ineficiente por la posición oligopólica de las grandes empresas eléctricas.

Actualmente, tenemos la capacidad de obtener electricidad autóctona y no contaminante a precios reducidos, pero el sistema marginalista impide que los ciudadanos puedan beneficiarse de forma plena de esos precios más ajustados. Por tanto, si bien es una cuestión que debe analizarse en profundidad, como punto de partida, CONPYMES propone que la composición del precio de la luz se determine en función de subastas por tecnologías. Desde CONPYMES se pide que Europa estudie la modificación de este sistema en beneficio de todos.

En CONPYMES se quiere hacer constar que, tan grave como el problema del precio de la luz, lo es el precio de los carburantes para las pequeñas y medianas empresas, que se prevé van a seguir subiendo, lo que va a llevarlas a una situación insostenible sin que hasta la fecha se haya tomado ninguna medida de calado para evitarlo al margen de la bonificación de 20 céntimos por litro, que se ha demostrado insuficiente.

CONPYMES reclama medidas urgentes para paliar este problema, a cuyo efecto, y como medida alternativa a la indicada bonificación, se propone al Gobierno y a las Comunidades Autónomas la supresión o, al menos, una rebaja excepcional y temporal, y dentro de los límites fijados por la Unión Europea, del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos para las pymes y los trabajadores autónomos perjudicados en su trabajo diario por la subida de los carburantes. Igualmente, el presidente de CONPYMES ha propuesto a la vicepresidenta tercera “que se aplique también el nuevo tributo que gravará los beneficios extraordinarios a las grandes empresas, cuyos márgenes de beneficio se han disparado durante el último año”.

Sin comentarios

Publicar un comentario

diecisiete − 12 =