CONPYMES RECLAMA LA POSIBILIDAD REAL DE ACCEDER A LA DISTRIBUCIÓN DE ENERGÍA DE PYMES Y AUTÓNOMOS

CONPYMES RECLAMA LA POSIBILIDAD REAL DE ACCEDER A LA DISTRIBUCIÓN DE ENERGÍA DE PYMES Y AUTÓNOMOS

ES NECESARIO QUE EL NUEVO MODELO DE GENERACIÓN ENERGÉTICA PERMITA LA PARTICIPACIÓN DE LAS PYMES Y LOS AUTÓNOMOS

 Madrid, 4 de agosto de 2021. CONPYMES, la Confederación Nacional de Pymes reclama la posibilidad de acceder a la producción de energía de pymes y ciudadanos a través de un derecho efectivo de acceso y conexión a redes. El pasado 1 de julio se conocieron las capacidades de acceso a las redes de transporte y distribución, requisito previo imprescindible para la implantación de nuevas instalaciones de producción, autoconsumo, y almacenamiento, donde se observa que la capacidad que queda para los ciudadanos en el sistema eléctrico es absolutamente residual.

En los procesos de acceso y conexión hemos observado como se realizaban movimientos especulativos y de acaparamiento, restando a ciudadanos y pymes la posibilidad de acceder a la actividad de generación eléctrica renovable. En la actualidad hay 120 GW fotovoltaicos con acceso y conexión, y con el proyecto en tramitación, la inmensa mayoría de esta potencia en modalidad de grandes plantas.

Tanto los nudos de REE como las subestaciones de distribución deben contar con reserva de evacuación suficiente para que se garantice la instalación de pequeñas plantas fotovoltaicas de potencia igual o inferior a 5 MW, en cualquiera de sus aplicaciones para Pymes: para venta a red, el autoconsumo, comunidades energéticas, etc.

La transición energética no debe reducirse a la mera sustitución de energía fósil por renovables, sino a desarrollar un nuevo modelo energético sostenible, justo y social, que aborde la necesaria penetración de energías renovables de forma equilibrada y correctamente dimensionada, respetando el medio ambiente, la biodiversidad y el territorio, y, asimismo, permitiendo la participación real de PYMES y autónomos.

Anpier, miembro fundador de CONPYMES, ha trasladado estas propuestas al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, al IDAE y a la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia, con la esperanza de que subsanen estas anomalías.

Desde CONPYMES insistimos en que es necesario introducir un nuevo modelo productivo que hemos acuñado con el nombre de capitalismo inclusivo, en oposición tanto al capitalismo neoclásico -financiero, clientelar, rentista y extractivo- como al anticapitalismo ideológico. El inclusivo está establecido sobre una economía de mercado social, comprometida con su entorno, basada en la igualdad de oportunidades, apoyada en un crecimiento económico sostenible por el interés general y la obtención de un beneficio justo para todas las Pymes y autónomos frente a los intereses de grandes empresas con posición de dominio de mercado, oligopolios y monopolios.

Sin comentarios

Publicar un comentario

19 + ocho =